Los complementos de nuestro complemento estrella… los hombres.

Si, como lo estáis oyendo.

Aunque pensemos que los hombres solo están ahí para adornarnos, llevar nuestros zapatos de repuesto y que su corbata haga juego con nuestro vestido, también tienen una serie de pautas que deben de seguir. Con algunas de ellas estoy de acuerdo, otras me parecen anticuadas e incluso aburridas, así que empezamos.

Más vale pajarita en cuello que…

La pajarita es la prenda que acompaña al esmoquin, el cual se utiliza para una fiesta de gala o un evento similar, no para un traje de boda.

Pues que quieres que te diga, hoy en día hay pajaritas preciosas que aportan estilo al traje. Es más, hace poco estuve en una boda donde un invitado iba con pajarita, tirantes y su eterna sonrisa, y no podría haber ido de otra manera. Simplemente de diez.

Soy libreeeee.

La chaqueta es parte del traje, y como tal debe permanecer junto al resto del conjunto mientras dure el convite y la posterior fiesta.

Debo reconocer que un hombre que lleve la chaqueta todo el tiempo que dure la boda, para mí, gana mucho (me encantan los hombres con traje) pero no soy partidaria de las lipotimias, así que si hay que quitársela durante un tiempo no es un pecado capital.

Gentleman o camarero.

El chaleco puede ser cruzado o recto y de tres o más botones. Suele llevarse del mismo tono que la chaqueta del chaqué, aunque admite algunas variaciones en el tono.

Mirando por todos lados veo que recomiendan el chaleco si llevas chaqué, si llevas traje se olvidan de él. Reivindico el chaleco para el traje, pero con una salvedad, no puedes quitarte la chaqueta aunque estés a punto de desmayarte, porque pasaras a parecer un camarero.

El prota de la peli.

No a los tonos metalizados, brillos ni al negro sólido para el traje.

De verdad, hay muchas otras combinaciones. Para protagonistas ya están los novios, por muy amigo que seas hoy no es tu día, ya tendrás otra oportunidad para destacar.

Vísteme por los pies

Unos zapatos de vestir oscuros de cordones o de  hebillas siempre es lo más elegante, vistiéndolos con unos calcetines igual de oscuros por supuesto.

Ahora bien, en algunas bodas he visto que se han puesto de acuerdo los amigos para llevar un tipo de calzado distintivo que les representa. Si es por una causa justificada me parece bien.

Arremángate que vienen curvas.

Este punto está reservado cuando estamos hablando de bodas de amigos de toda la vida, cuando predomina gente joven y la poca gente mayor que hubiese hace tiempo que se fue. Llega un punto en la barra libre en la que la poca inhibición que predominaba desaparece con la quinta copa y piensas, porque no, y te atas la corbata a la cabeza, a lo que tus grandes amigos te siguen, vitoreados fundamentalmente por el novio. PER-FEC-TO.

¿Y creías que los hombres lo tenían fácil?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s