Me voy de boda, ¿que me pongo?

A la hora de asistir como invitada a una boda lo primordial es sentirnos nosotras mismas. Si estamos a gusto con la manera en la que nos vestimos, se reflejara en nuestra actitud, y podremos disfrutar de la boda. Dicho esto, existen una serie de pautas o reglas de sentido común que pueden servir de guía a la hora de elegir nuestro vestuario.

Soy la prota de la peli.

El blanco está reservado para la novia. Es su día y ella es la protagonista indiscutible. Existen cientos de colores para elegir, por uno que descartes no es el fin del mundo.

¿Voy a una boda o a un funeral?

El negro tampoco es muy recomendable, a menos que lo complementes con colores llamativos que le den un toque muy personal, sobre todo si la novia expresamente pide que no se vaya de ese color.

Tengo una gran delantera.

Estamos en una boda, y sobre todo si es religiosa, el llevar un gran escote y los hombros destapados no es de buen gusto. Debemos de ir cómodas y siendo fieles a nuestro estilo, pero siempre guardando el decoro.

No me gusta que a los toros les pongan la mini falda

Cuando la boda sea de noche, y por etiqueta, se llevara vestido largo. En caso contrario se llevara vestido de coctel, es decir, vestido por encima de las rodillas.

Aunque como hemos dicho anteriormente debemos sentirnos a gusto con la manera en la que nos vistamos, podemos ser flexibles con esta norma, siempre teniendo en cuenta que tipo de boda es, civil o religiosa, y donde se celebra, rural o urbana, o que tipos de invitados asistirán.

Jugar con los contrastes y combinar el vestido con complementos discretos siempre será una elección acertada si queremos utilizar un vestido largo de día.

Otra opción es llevar un mono, tan actual y con ese aire remember a los Grace Jones.

Sebastián… mis zapatos.

Llevar un zapato cómodo es fundamental, ya que lo hemos elegido para que combine con el vestido, y debería durarnos toda la noche.

Aunque todas sabemos que un buen acompañante se prestara a llevar nuestros zapatos de reserva sin quejarse y con una sonrisa en la cara.

Con estos pequeños consejos estamos en el camino para elegir un look ganador y ser la perfecta invitada de cualquier boda.

annelista

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s